Tomando fotos en la Playa

 

Es verano en el sur del planeta y nos preparamos para disfrutar del sol y el mar, pero también de la fotografía, dejemos de tener esas simples imágenes y usemos nuestra imaginación y creatividad para tener buenas fotos, teniendo en cuenta los aspectos técnicos.

Exposición:

En los días de sol tendremos que tener cuidado con la exposición. Es fácil engañar al fotómetro de la cámara si el mar constituye una gran parte de la fotografía porque el agua refleja la luz, aparte del cielo y la arena.
Tendremos que agrupar nuestros disparos en intervalos de medio o un tercio de diafragma, para asegurarnos de que no exponemos la fotografía menos de los debido. Otra forma sería utilizar la fotografía utilizando un diafragma fijo y tomar tres o cuatro fotos con diferentes velocidades, para de allí escoger la mejor, esto se conoce como " "braketing" o "braketeo".

Película Fuji Superia 100 ISO, cámara Nikon N2000, objetivo 70 mm
f/. 11, Velocidad 500.


Hay que recordar que los días de sol en la playa no nos va a permitir usar diafragmas abiertos para lograr retratos, esto es debido a la garn cantidad de luz que existe en ese ambiente. Si deseamos hacer un retrato en con esa cantidad de luz debemos usar una película de baja sensibilidad 25 ISO o 64 ISO.

Un filtro neutro será también de gran ayuda, ya que al reducir la cantidad de luz nos va a permitir utilizar diafragmas abiertos con películas de sensibilidad 100 o 200.

Película Konica 100 ISO, cámara Zenit DF300,
objetivo 100 mm, f/5.6, Velocidad 50, día nublado.