CONTROL DE VELOCIDAD

La velocidades de obturación de la cámara vienen en el control de velocidades que se sitúa generalmente en la parte superior de la cámara, esta regulada por el obturador. El obturador no sólo controla el momento en que la película se expone a la luz, sino también el tiempo durante el que se expone y, por tanto la cantidad de luz admitida. El obturador esta constituido por un juego de laminillas o una cortina que se abren y cierran según la velocidad escogida.

Las velocidades de obturación se ordenan según una secuencia regular en la que cada valor representa un tiempo de exposición igual a la mitad del anterior. Así podemos tener.

B, 1 1/2 1/4 1/8 1/15 1/30 1/60 1/125 1/250 1/500 1/1000 1/2000

pero lo que se ve en el dial de la cámara es:

B, 1 2 4 8 15 30 60 125 250 500 1000 2000

El obturador es el control básico de la cámara en el acto de fotografiar. Disparar bien en el momento oportuno es lo importante en una fotografía. No hay que precipitarse, el secreto de una imagen nítida y correctamente expuesta es estar preparado y anticiparse al momento, accionando el disparador al sentir que todo dentro del visor está correcto.
Escoger la velocidad es importante, ya que afecta tanto la nitidez como la exposición. Los números del dial de velocidades, son tiempos de exposición, es decir fracciones de segundo durante las que el obturador permanecerá abierto exponiendo la película a la luz. Simplificando, se utiliza 30 en lugar de 1/30 de segundo y 125 significa 1/125 de segundo. Cuanto mayor sea el número, mayor será la velocidad de exposición. Para obtener una imagen nítida, la máxima velocidad de obturación posible es la más segura, ya que cuanto menos dure la exposición, menos riesgos existen de que el sujeto o la cámara se muevan.
Una velocidad para tomas sin trípode y con objetivo standard es la de 125, bastante rápida para eliminar el posible movimiento de la cámara y para congelar toda acción que no sea excesivamente rápida. Las tomas con teleobjetivos requieren velocidades mayores 250 ó 500, al igual que escenas de acción, como por ejemplo, deportes.
En la práctica, la elección está a menudo condicionada por la iluminación. Con poca luz se necesitan exposiciones más largas y por lo tanto resulta difícil congelar el movimiento. En días grises o en interiores, se pueden necesitar velocidades por debajo de 60 para obtener la fotografía correcta.

Control (dial) de velocidades

 

RETORNO AL MENÚ