Presentación - Ver temas - Buscar - Galerias - Digital - ¿Consultas? - Firma el libro - Clases - Ejemplos

 

Limpieza de los lentes de los objetivos

 

Aunque pequeñas cantidades de polvo en un lente no afectan perceptiblemente la calidad de la imagen, las huellas digitales o manchas de aceite son otra cosa. Si no son prontamente removidas, los ácidos en las huellas digitales pueden incrustarse permanentemente en el recubrimiento del lente. Por esta razón un lente no debe ser rutinariamente limpiado--del modo en que regularmente lavas tus manos por ejemplo.

Cada vez que el lente es limpiado corre el riesgo de que pequeñas partículas abrasivas en la tela provoquen rasgaduras microscópicas en el recubrimiento. Un lente debe ser limpiado solo cuando la suciedad o el polvo es aparente. En el mercado existen kits de limpieza para este fin.

Para limpiar los lentes de un objetivo, primero remueva el polvo de la superficie soplándolo con una jeringa de aire o cepillándolo con una brocha limpia de pelo de camello (una extremadamente suave).Después, humedezca el papel tissue para lentes en un limpiador para lentes y frote suavemente la superficie en forma circular (de adentro hacia fuera).Mientras frote, voltée o enrolle el papel limpiador ligeramente para que ninguna partícula sea nuevamente frotada en la superficie del lente. Nunca aplique el limpiador directamente sobre el lente. Puede filtrarse fácilmente entre los elementos del objetivo creando un problema mayor. Y tampoco limpie un lente con pañuelos tratados con silicona ni el paño impregnado de silicona comúnmente vendido para limpiar anteojos. El residuo puede decolorar permanentemente el recubrimiento.